Argentina avanzó a la Final del Mundial de baloncesto

Pekín, China 13/09/2019:–Argentina logró su pase a la final de Mundial de básquetbol de China tras derrotar por 80-66 a Francia, que, a pesar de destellos aislados, se vio superada por el empuje incesante de los sudamericanos y, en particular, del incombustible Scola.

El encuentro se caracterizó más por la buena defensa que por el ataque y ambos conjuntos terminaron con tanteos por debajo de lo promediado durante el torneo.

Salvo Scola, quien incluso amplió sus registros con 28 puntos y 13 rebotes. El veterano baloncestista argentino fue el alma del equipo, una vez más.
El partido, que comenzó con la intensidad que le imprime Argentina a cada encuentro, vio pasar un minuto antes de inaugurar el marcador. Lo hizoNtikilina con una canasta lejana.

Scola anotó dos entradas de pista a pista en dos ataques consecutivos y sumó otros dos puntos en otra penetración. En ese momento (minuto 4) llevaba 6 de los 10 puntos de la albiceleste, mientras que ‘les bleus’ seguían anclados en la canasta inicial (10-2).

Un triple de Labeyrie despertó a una Francia que no lograba encestar y Nando de Colo salió del banquillo para acercar distancias (16-10, minuto 7) y desatascar el ataque francés. Al final del primer cuarto, Francia estaba totalmente dentro del partido otra vez: 21-18.

En el segundo cuarto los franceses mantuvieron el ritmo y con dos minutos y medio consumidos se pusieron por delante por primera vez gracias a un mate de Lessort tras asistirle De Colo (23-24).

No duró mucho: Marcos Delía peleó bajo el aro para anotar una canasta con un tiro adicional que, no obstante, decidió salirse de dentro. No así al tiro de Laprovittola en el siguiente ataque. Volvían a despegarse los argentinos, al anotar Deck tras uno de los contraataques que han caracterizado al equipo durante el campeonato.

En el minuto 17 Deck dio el susto y se retiró cojeando al banquillo. Entró Scola. A esas alturas del encuentro Fournier estaba ya ‘enchufado’ (9 puntos, minuto 18), pero Argentina seguía a un ritmo inasumible: Campazzo anotó un triple sobre la bocina que indicaba el final del periodo (39-32).

BNinguna de las selecciones aflojó en la reanudación: Vildoza anotó tres tiros libres tras una falta en los 6,75 metros y Albicy replicó con un triple.

Todo lo que habían fallado desde tres hasta el descanso (25 % de acierto argentino, por un 15 % francés) se tornó en acierto. Un triple de Vildoza, otro de Batum y otro de Scola se sucedieron en un intercambio triplista que hizo rugir al pabellón.

La apisonadora argentina empezó a pasar por encima a Francia. En el minuto 25, el marcador señalaba 52-38 y se veía a los jugadores de la albiceleste disfrutar jugando, disfrutar encestando.

Los intentos tímidos de los franceses por cerrar la brecha se toparon con un muro defensivo casi impenetrable, con un trabajo de los cinco argentinos sobre la pista que les complicó extremadamente la anotación. El tercer cuarto se cerró con 60-48.

M’baye rompió la barrera psicológica de los 10 puntos de diferencia con un triple (60-51). Laprovittola la volvió a colocar donde estaba del mismo modo en el ataque siguiente. Ntikilina sumó dos más desde lejos y Gobert machacó para dejar la diferencia en ocho.

Una canasta de Scola tras asistencia espectacular de Larpovittola llevó los 10 puntos de ventaja de nuevo al marcador, una diferencia que nunca terminó de desaparecer para desesperación francesa.

Scola no hizo nada más que agrandar la brecha. Dos triples seguidos a tres minutos del final (anotó 3 de los 4 que lanzó) le valieron la ovación de la grada, que estalló de nuevo a la conclusión del partido: 80-66.

Así, Argentina pugnará con España por el oro en la final del domingo, en el pabellón Wukesong de Pekín.

España remontó para ir a la Final:

España luchará este domingo por su segunda medalla de oro en un Mundial tras tumbar la resistencia australiana en un partido agónico y eterno, resuelto tras dos prórrogas, y en el que Marc Gasol, con 33 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias, fue decisivo para culminar la remontada de 95-88.

Porque España no jugó como ante Serbia o Italia. De nuevo se atascó el ataque a partir del segundo cuarto y se vio obligada a remar contra corriente para, in extremis, salvar una semifinal que se había puesto complicada gracias a un inmenso Patty Mills, autor de 34 puntos y empeñado en vengarse de lo ocurrido en los Juegos de Río, cuando su rival de hoy les privó del bronce.

El guión parecía que empezaba a escribirse de la mejor manera para España, con triple de Ricky Rubio en el primer ataque y un mate de Juancho Hernangómez tras robo de balón. Como, además, la defensa empezaba apretando como exigía la ocasión, Australia dio la impresión de entrar acogotada en la semifinal, aunque esa imagen duró pocos minutos.

Con el 39-50 a favor del equipo ocánico, pero muchos minutos después, entró un triple de Llull y España volvió a soñar con la final del domingo. Supo llegar con vida a los diez minutos finales (51-55, min 30). La remontada era posible, pero había que subir una marcha más atrás y mejorar las prestaciones en ataque.

De nuevo fue el pívot de los Toronto Raptors quien culminó la remontada bajo canasta. A 8.7 segundos para el final, anotó dos tiros libres que subieron el 71-70 al marcador. Mills dispuso de otros dos lanzamientos desde la línea de personal, pero falló el segundo y llevó el partido a la primera prórroga.

Gasol siguió ejerciendo su papel de líder. Cinco puntos suyos en el inicio del tiempo extra insuflaron ánimos en el equipo español, aunque Mills seguía en racha y Australia volvió a engancharse a un partido que a esas alturas carecía de orden alguno (78-78, min 43).

El baile de tiros libres protagonizado por ambos líderes, que no fallaron desde la línea de personal, obligó a disputar una segunda prórroga para deshacer el empate a 80. Claver, desde media distancia, Llull, con un nuevo triple, y Gasol bajo aro, empezaron a cimentar el triunfo de un equipo español que pareció llegar más entero al momento decisivo. Australia se frenó en seco y Llull repitió desde el perímetro para culminar un parcial de 10-2 que daba medio billete a la gran final. España supo controlar la situación y escaló un peldaño más en su camino hacia el título. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.